personas altamente sensibles

                     PAS

Primero de todo, agradecer a la coach, y sobre todo amiga, Karina Zegers de Beijl, junto a la escritora y psicóloga Elaine Aron, la gran labor social de dar a conocer el concepto de la persona altamente sensible, PAS, en el área hispanoparlante. Este hecho arroja luz y esperanza para alrededor del 15% al 20% de la población que forma parte de este colectivo y que generalmente vive incomprendido por el resto de la población, y sobre todo por ellos mismos. Yo misma soy PAS, y es precisamente este rasgo el que me permite empatizar mejor con el sufrimiento y malestar de las personas que vienen a mi consulta. Ya no digamos si se trata de otra PAS, tan mal comprendidas cuando buscan ayuda.

 

Básicamente, se trata de personas que reciben una mayor cantidad de estímulos en la misma fracción de tiempo que las demás personas, y eso produce una serie de peculiaridades en su forma de relacionarse con el mundo en general.

No se trata de una patología, es simplemente un rasgo diferenciador, como podría ser el color de la piel, el sexo,...

 

Existe un test que permite tener una aproximación si se es o no se es PAS. Pincha en la palabra TEST si quieres probar (cuantas más respuestas positivas, mayor grado de sensibilidad).

 

En cuanto a la salud de las PAS, señalar la importancia que tiene poner especial atención en el cuidado de nuestro sistema nervioso, sistema digestivo, y la piel. Disfunciones como alergias, depresiones, problemas digestivos, eccemas, fibromialgias... son expresiones claras de que nuestro organismo está sobrecargado.

 

La buena noticia es que en general, si no se ha esperado mucho a la hora de ponerle remedio, es relativamente fácil recobrar la salud. Debido al bajo umbral que se suele tener ante el dolor, en seguida que "pasa algo" solemos darnos cuenta y no tardamos mucho en hacer algo al respecto. Seguro que os suenan frases como "no tienes nada" , "no hay para tanto", "ya estás otra vez igual",... A mayor sensibilidad corporal, mayor posibilidad de notar cualquier desajuste orgánico. Y cuando ni nosotros entendemos lo que nos está pasando, qué fácil es que nos baje la autoestima y que nos remitan directamente al área de trastornos psicológicos.

Es muy importante tomar conciencia de este rasgo, pues es una absoluta bendición si está bien encauzado y comprendido, tanto si somos PAS como si convivimos con ellos. Y no os olvidéis de los niños PAS, pues es al principio de la vida en donde podemos  incidir más y mejor en su desarrollo personal evitando que tengan una vida llena de incomprensión hacia sí mismos y desde los demás hacia ellos.